REGINA JOSÉ GALINDO: LA DENUNCIA EN GUATEMALA

En esta ocasión debemos trasladarnos a Guatemala, al corazón de la América Central tantas veces desgarrada por la guerra y la represión.

Regina José Galindo vive y trabaja en Guatemala. Artista y poeta especializada en Body Art que utiliza la intervención directa en su cuerpo en performances a menudo violentas y siempre cargadas de fuertes connotaciones políticas y de denuncia sobre la realidad social en Latinoamérica. Se trata de escenas extremas, y sin embargo cargadas de poesía, que desde una realidad local, la de Guatemala, componen metáforas del sufrimiento y de la injusticia social en un ámbito global.

El contexto guatemalteco donde estas obras tienen cabida es realmente atroz.  Un país desde el siglo XIX gobernado y dirigido por terratenientes, a las órdenes de la United Fruit Company norteamericana ligada a la propia Casa Blanca, durante décadas explotaron y machacaron  a los indígenas jornaleros que debían trabajar por casi nada en las plantaciones para sobrevivir.  La explotación venía de largo tiempo, ya que los colonizadores blancos y europeos de Centroamérica, es decir los españoles, habían ocupado y explotado a la población indígena, maya en su mayoría, durante más de tres siglos.

Las dictaduras se sucedieron durante el siglo XX, apoyadas por los gobiernos norteamericanos y los latifundistas guatemaltecos blancos y en muchas ocasiones alemanes.  Es curioso, y así lo cuenta Kapucinski en uno de los capítulos de Cristo con un fusil al hombro, Guatemala era un país donde existía una muy importante colonia alemana terrateniente, que será todavía mayor con la emigración de varias decenas de dirigentes nazis tras la Segunda Guerra Mundial, y que participaba activamente en labores de gobierno.

Así llegamos a la década de los 60 del siglo pasado, con movimientos revolucionarios inspirados en la revolución cubana y de base indígena y líderes políticos dispuestos a cambiar el triste sino del país.  Ante semejante osadía, el apoyo norteamericano a la contrarrevolución y a los paramilitares afines al gobierno conservador fue absoluto, iniciándose una guerra civil muy violenta que recayó sobre las espaldas de la población indígena.  Asesinatos de poblados enteros, violaciones generalizadas de mujeres, tortura, desapariciones, si sumamos todas las atrocidades cometidas por dictaduras en la segunda mitad del siglo XX, no llegamos a las cometidas en Guatemala, con la excepción de la España de Franco.

Paramilitares Fosas cementerio_clandestino_-_efe Civil War in El Salvador

La guerra terminó oficialmente en 1996. Sin embargo, como sucede en España, no se han depurado responsabilidades del genocidio indígena.  En esta denuncia han sido especialmente activas las mujeres guatemaltecas que han sufrido violaciones en masa con absoluta impunidad, con el único objetivo de castigar a la población maya que luchaba por mejorar sus míseras condiciones de vida.

Aquí entra Regina José Galindo, denunciando el genocidio y a los genocidas.  Ha realizado numerosas intervenciones de protesta que la han marcado como un posible objetivo de movimientos violentos ultraconservadores.  Performances como ¿Quién puede borrar las huellas? que consistió en una caminata desde la Corte de Constitucionalidad hasta el Palacio Nacional de Guatemala, dejando un recorrido de huellas hechas con sangre humana, en memoria de las víctimas del conflicto armado en Guatemala y en rechazo a la candidatura presidencial del ex-militar, genocida y golpista Efraín Ríos Montt en 2003.

Huellas de sangre Huellas de sangre2 Huellas de sangre3

Otras intervenciones de Regina José Galindo han estado relacionadas con la violencia sobre las mujeres a la que antes hacíamos referencia, como por ejemplo en El dolor de un pañuelo, donde muestra su cuerpo desnudo y amarrado a una cama sirviendo de pantalla donde proyectar los titulares de la cotidiana y olvidada realidad de muchas mujeres guatemaltecas, la violación sistematizada.

Pañuelo

Siempre interesante, en la website de esta artista http://www.reginajosegalindo.com/ podemos encontrar información de su vida y obra completa desde finales de los años 90 hasta hoy.  En cuanto a sus performances, existen diversos vídeos colgados en Youtube donde se aprecia la calidad de la artista en toda su dimensión, éstos son sólo dos ejemplos:

– https://www.youtube.com/watch?v=AbUgqhGFMPE

– https://www.youtube.com/watch?v=bC1OkFAJpp4

Hoy nos asaltan los medios con noticias de las mafias y bandas criminales de Centroamérica pero muy poco se explica de las atrocidades cometidas en  la defensa del mercado libre para la United Fruit Company antes y otras empresas petroleras en América Latina hoy.

GERVASIO SÁNCHEZ, COMPROMISO Y DENUNCIA

Recuerdo que la primera colaboración en el blog tenía como protagonista a Goya y el 3 de mayo. Lo califiqué como el primer periodista de guerra, posiblemente de forma poco rigurosa porque seguro que hubo alguno antes que él que se dedicó a retratar con la pluma o el pincel los horrores de la guerra. Sin embargo, el recuerdo de esa entrada me ha llevado a pensar en un fotógrafo de guerra de nuestros tiempos que, si no me equivoco, todavía no ha sido retratado en este espacio de activismo y denuncia. Se trata de Gervasio Sánchez, cordobés de nacimiento y maño de adopción. Y me lo ha recordado porque el mismo Gervasio Sánchez colabora con el periódico Heraldo de Aragón a través del blog de goyesco título “Los desastres de la guerra”, que podéis encontrar en la siguiente dirección: http://blogs.heraldo.es/gervasiosanchez/.

Gervasio SánchezSobre su trayectoria profesional simplemente reseñar que trabaja para el Heraldo de Aragón desde 1988 como reportero de guerra, para la Cadena Ser desde 1994, para la BBC España desde ese mismo año y para la Vanguardia y Tiempo desde el año 2000. Así mismo tiene varios libros fotográficos sobre sus experiencias en diferentes conflictos entre los que destaco:

  • El cerco de Sarajevo de 1994 sobre la maldita y terrible Guerra de Bosnia.
  • Vidas Minadas de 1997 que aborda el tema de las minas antipersona en diferentes lugares de África y Asia.
  • Kosovo, crónica de una deportación de 1999.
  • La Caravana de la Muerte. Las víctimas de Pinochet en 2000.
  • Sierra Leona. Guerra y Paz en 2009.
  • Desaparecidos es uno de sus últimos libros fotográficos publicado en 2011.

Siendo importante su trayectoria como periodista y fotógrafo, lo que aquí nos interesa es conocer su obra. Llevaba ya unos años cubriendo conflictos como el de la Primera Guerra del Golfo (1991) pero el impacto en su vida de la Guerra de Yugoslavia y en concreto del asedio de Sarajevo dejó una marca imborrable en su memoria.

 Sarajevo1  Sarajevo2  Sarajevo3  Sarajevo4

Muchas de sus vivencias junto a las de otros reporteros de guerra son noveladas en el magnífico libro de Arturo Pérez Reverte Territorio Comanche que sirvió de base para la película del mismo título, dirigida por Gerardo Herrero y protagonizada por Imanol Arias y Carmelo Gómez. Volverá a Yugoslavia para mostrar los abusos que se cometieron durante la Guerra de Kosovo en 1999, epílogo final de una guerra civil que ensangrentó los años 90 del siglo pasado y que todavía sus heridas se dejan ver en las fachadas de muchos edificios bosnios y kosovares.

Así mismo, uno de sus trabajos más impresionantes ha sido el realizado en Sierra Leona durante primera década del siglo XXI. En uno de los conflictos más brutales de África, Gervasio Sánchez no se excede fotografiando la violencia que le rodea, desea contextualizar el terror, la vida continúa incluso a pesar de haber perdido un brazo, las piernas, la madre o el hermano.

SierraLeona1  SierraLeona2

Aunque no se esconde ante la barbarie, acercándose a los niños soldados que nutren a todos los ejércitos irregulares africanos y retratando las consecuencias de una guerra civil interminable.

SierraLeona3  SierraLeona4

Gervasio Sánchez no olvida que todos ellos tienen nombres y apellidos, no son víctimas informes de conflictos lejanos sino que mantienen su personalidad, son reales como podemos ser nosotros mismos pero en unas circunstancias que difícilmente somos capaces de imaginar.

Esta misma reflexión se observa en la exposición Desaparecidos que tuve la fortuna de visitar en el Centro de Historias de Zaragoza en el año 2010. Convertida posteriormente en libro, Desaparecidos muestra, en línea con su trayectoria vital, que las víctimas de guerra, de la violencia estatal, de la violencia revolucionaria, de los conflictos políticos, de las luchas sociales, y de los cuáles no conocemos su paradero, tienen una cara, tienen unos familiares que todavía les están buscando, tienen una vida que una vez les arrancaron de raíz. Desaparecidos está dedicado a ellos, presentes en todos los conflictos pero que a veces sólo son recordados como números para elaborar estadísticas.

Desaparecidos1

Desaparecidos2  Desaparecidos3  Desaparecidos4

Chile, Argentina, Palestina, Bosnia, Serbia, Kosovo, Sierra Leona, Congo, Angola, Afganistán, Irak, Guatemala, Camboya, Vietnam, Grecia, Brasil, Paraguay, México, Salvador, Nicaragua, Colombia o España. Estos son sólo algunos de los lugares donde los desaparecidos se cuentan por millares. En muchos países la búsqueda de estas personas es denominada Justicia. En España, lamentablemente, se le llama remover el pasado. Somos muy dados a pedir justicia en países ajenos pero no nos atrevemos a mirar de frente a nuestro pasado. Las heridas sangran mientras permanezcan abiertas.

Para más información sobre Gervasio Sánchez recomiendo el reportaje de Televisión Española sobre su figura en el programa Imprescindibles.

IMPRESCINDIBLES: GERVASIO SÁNCHEZ.

OTRO ARTE CALLEJERO: EL MURALISMO MEXICANO

Para hablar de muralismo debemos cruzar el Gran Charco y trasladarnos a México. El movimiento no solo debe ser geográfico sino también temporal, al México de inicios del siglo XX.

El muralismo es inseparable de la realidad política que vivía el país en ese período histórico. La dictadura de Porfirio Díaz, que había desarrollado el país económicamente pero manteniendo a la inmensa mayoría de la población en la miseria y el analfabetismo, terminó con su exilio en 1910. Y en esa fecha dio inicio la llamada Revolución Mexicana.

Zapata     Tren revolución

No es cuestión de analizar la Revolución pero simplemente decir que es un período de enorme transformación política y confusión, algunos de cuyos protagonistas son internacionalmente conocidos como Emiliano Zapata y Pancho Villa. Fue un conflicto civil larvado durante la dictadura de Porfirio Díaz y que estalló de forma violenta en los años 10 y 20 del siglo pasado.

Finalmente, con los gobiernos de Plutarco Elías Calles de 1924 a 1928 y de sucesivos presidentes desde 1928 a 1934, México fue estabilizándose a costa de la muerte de varios de los caudillos revolucionarios antes mencionados. Sin embargo, no será hasta la presidencia de Lázaro Cárdenas (1934-1940) cuando el país realmente alcance la tranquilidad institucional.

En esta convulsa situación política se desarrolla el Muralismo mexicano que tiene entre los máximos exponentes a Diego Rivera, David Siqueiros y José Orozco. En las imágenes por el mismo orden.

Rivera     Siqueiros     Orozco

 

El muralismo mexicano nacido de la Revolución tiene varias fases dependiendo de la década en la que nos encontremos: los veinte, los treinta o los cuarenta. Sin embargo, mantiene una serie de características comunes durante todo el período. Se trata de un movimiento artístico de primera magnitud, sus artistas están relacionados con las vanguardias del momento. Tiene un carácter político y social muy destacado ya que sus protagonistas son hijos de la Revolución. Una revolución que intentaba cambiar las estructuras de poder en México, dando sustento (Reforma Agraria) y educación a ese 90% de analfabetos pobres.

Como ejemplo este mural de Diego Rivera situado en el Palacio Nacional de Ciudad de México donde narra la Historia de México desde la conquista española a sangre y fuego hasta la Revolución Mexicana vigente en aquel momento.

Muralrivera

Pongamos otros ejemplos como el mural Katharsis de Orozco situado en el Palacio de Bellas Artes:

     Muralorozco

O La Revolución de Siqueiros:

Muralsiqueiros

Traspasó fronteras e influyó notablemente en otros movimientos artísticos, sobre todo en los Estados Unidos, donde además trabajaron dichos muralistas (no sin problemas ya que estaban dentro de la órbita de pensamiento socialista).

Pero no sólo traspasó fronteras sino que se perpetuó en el tiempo. El muralismo se instaló como una forma de expresión artística en México, casi siempre con un carácter reivindicativo que defendía el reparto igualitario de la riqueza, los derechos indigenistas y la denuncia de la corrupción política. Entre estos movimientos políticos destaca el uso del mural por parte del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) para denunciar la explotación y discriminación indígena en el Estado mexicano actual.

muralezln       muralezln2

Barriendo para casa, tenemos un ejemplo en la ciudad de Zaragoza de muralismo zapatista situado en el campus de la Universidad y realizado por Gustavo Chávez.

muralezln3

Finalmente, la influencia del muralismo también llega al Street Art o Arte Urbano del que hablábamos hace unas entradas, en este caso el muralismo se hace más conceptual y menos político. De nuevo en Zaragoza y con motivo del Festival de Asalto, varios artistas latinoamericanos participaron con producciones realmente impresionantes. Entre ellos destacamos a los mexicanos Smithe One y Seher y al peruano Wesr Figueroa. (En orden de aparición)

smitheone seher figueroa

Para terminar dejo un enlace con un documental sobre el muralismo mexicano emitido en la propia televisión de México y con una importante base especializada en el tema:

DISCUTAMOS MÉXICO: EL ARTE Y LA REVOLUCIÓN

CONOCER NUESTRO PASADO PARA SEGUIR AVANZANDO

Que difícil es decir algo coherente después de la injustificable matanza del pasado miércoles en París.

He tenido dudas.  Mi primera idea era publicar con humor, provocar una sonrisa a aquéllos y aquéllas que leyeran la entrada. Y quizá es lo que debería hacer, siguiendo la estela de la publicación satírica francesa ahora asaltada. Una buena opción hubiera sido el cómic de Guy Delisle titulado Pyongyang, que tiene como tema la nada divertida Corea del Norte, y que desde aquí recomiendo.

Pyongyang

Sin embargo, el cuerpo me ha llevado a Oriente Medio, a esa zona en conflicto permanente desde hace más de medio siglo. Y me he trasladado al Líbano de los años 80, a la brutal guerra civil sufrida en dicho país y por su población musulmano-cristiana a partes iguales. (Quien quiera profundizar le recomiendo la película canadiense Incendies).

Y es que la animación y el cómic, como ya se ha mencionado en alguna entrada anterior, son géneros maduros y adultos, capaces de transmitir las realidades del mundo de una forma directa. En este caso he elegido la obra documental y autobiográfica de animación titulada Waltz with Bashir, dirigida y escrita por Ari Folman en 2008.  Transformada después en una maravillosa novela gráfica, la calidad extrema de los gráficos y de las imágenes te transportan directamente al Líbano en conflicto.

Waltz with Bashir

 La historia es autobiográfica y cuenta la participación del propio director israelí Ari Folman en la guerra civil libanesa. Cumpliendo con el servicio militar obligatorio, que en Israel es de 3 años para los hombres y 21 meses para las mujeres, fue enviado a Líbano para combatir a las milicias musulmanas.

No hay prórrogas que valgan, a los 18 años cumples con Israel y después continúas con tu vida, si puedes. Y esta es la historia, Folman había olvidado gran parte de los sucesos ocurridos alrededor del año 1982. Amnesia postraumática, podríamos llamarla, una enorme secuela dejada por su participación como soldado en el conflicto.

Tanque

  Soldados           Bombardeo

La historia transcurre en ese ir y venir del presente al pasado, rebuscando en lo más profundo de su memoria, para recordar lo sucedido en aquellos trágicos días. Habla con excompañeros de armas y viaja a diferentes escenarios que le van ayudando a rescatar los fragmentos olvidados de su pasado.

     Playa

  Foto         Bar

En la base de todo ello está la Masacre de Sabra y Chatila, protagonizada por las milicias cristiano-falangistas libanesas y apoyadas por el ejército israelí comandado por Ariel Sharon. El resultado fue que alrededor de 2000 personas, según la Cruz Roja la mayoría niños y ancianos, fueron asesinadas durante las 30 horas que dichas milicias inspeccionaron los campos de refugiados palestinos de Sabra y de Chatila, a las afueras de Beirut. La excusa fue la búsqueda de miembros de las milicias musulmanas libanesas que pocas horas antes habían atentado y asesinado al líder cristiano libanés. El consentimiento israelí rodeando los campos y permitiendo la matanza lo muestra Ari Folman en esta obra, Waltz with Bashir, absolutamente desgarradora.

Combatir la sinrazón es un deber.

 WALTZ WITH BASHIR

 

ASALTO AL MURO CIUDADANO

Esta es la tercera entrada relacionada con el arte urbano, muestra de la importancia que ha adquirido en nuestro entorno, en nuestras ciudades. Nos bombardean con mensajes contestatarios sin otro ánimo que llamar la atención sobre aspectos básicos que hoy estamos sufriendo como recortes sociales, explotación, degradación urbana, pérdida del sentimiento de comunidad, etc. La inmensa mayoría de los artistas lo hacen sin esperar nada a cambio, muchas veces de forma anónima, donando la obra a la ciudadanía.

El grupo Boa Mistura es uno de ellos con intervenciones como éstas en las favelas de Sao Paulo

Boa Mistura         Boa Mistura 2

 

Dejo el enlace para que veáis como trabaja este colectivo

BOA MISTURA “LUZ NAS VIELAS”

Aquí me gustaría traer otro ejemplo de esta forma de entender el arte. Se trata del festival Internacional de arte urbano de Asalto, celebrado en Zaragoza generalmente en la segunda y tercera semana de septiembre. Van por la novena edición y han situado a la ciudad en el mapa del arte urbano internacional creando una verdadera galería urbana. Veamos unos cuantos “muros pintados” de artistas como (en orden de aparición de izquierda a derecha y de arriba a abajo): Rosh 333 las dos primeras, Stop y Harsa, Isaac Mahow, Above, Guim Tió, INO.

Rosh   Rosh2    StopyHarsa   Mahow  Above  Tió  INO

 

Participan cada año alrededor de una decena de artistas internacionales (muralistas, diseñadores, ilustradores) interviniendo en las zonas más degradadas de la ciudad. La clave es humanizar estos distritos usando la capacidad transformadora del arte. Para ello rehabilitan solares abandonados y utilizan muros desnudos producidos por el derrumbe de casas o proyectos inmobiliarios fallidos, convirtiéndolos en verdaderos espacios de reunión para vecinos y visitantes. Dichos solares son después donados a la comunidad que pueden seguir usándolos mientras el afán constructor e inmobiliario lo permita.

Asalto5  Asalto8  Asalto9  Asalto9Barro  Asalto9chemy

Como podéis ver no se quedan ahí y organizan talleres para niños, jóvenes y adultos que van desde el graffiti al trabajo de la cerámica o la madera.

El mensaje principal que se desprende de la visita del festival y de las obras no es sólo político sino de convivencia, de crear un espacio donde la reunión, la conversación y la mezcla sea posible, aceptándonos todos como iguales.

Por cerrar el círculo, voy a terminar con uno de los murales cedidos a la ciudad por Boa Mistura y donde participaron todas las personas que lo desearon en un trabajo colectivo y vecinal

BoaMisturaPorqueSueño

 

Para más información podéis visitar la página

http://www.festivalasalto.com/

 

Goya, reportero de guerra

Es difícil introducir un contenido artístico que aúne más claramente lo universal y reivindicativo que la obra de Banksy.  Así que vamos a romper con la actualidad (sólo por un instante) y nos situaremos en el siglo XIX, con uno de los mayores genios de la pintura universal: Francisco de Goya.

El reportero de guerra que hoy conocemos, ese periodista, unas veces freelance, otras trabajador de un medio internacional, que se juega la vida por captar una imagen que defina el conflicto en el que está inmerso o por escribir una crónica que remueva las conciencias, tiene sus precedentes en la pintura.

Hasta el siglo XIX, prácticamente nadie había tenido la osadía de colocar en el centro de la escena, de dar el protagonismo pictórico, a las víctimas. Las víctimas no pagaban por los cuadros. El primero en hacerlo será Goya, la primera obra, El tres de mayo de 1808 en Madrid (1814), también conocido como Los fusilamientos del tres de mayo.

Francisco_de_Goya_y_Lucientes_-_Los_fusilamientos_del_tres_de_mayo_-_1814

A pesar de finalizarse algunos años después del propio acontecimiento, no le resta expresividad y emoción. Vemos al personaje principal, posiblemente culpable de alzarse contra el ejército invasor, levantar los brazos en cruz, en clara alusión a Cristo, y, superando la angustia que muestra su rostro, lanzarse frente al pelotón de fusilamiento en un último acto de valentía redentora.

Víctima y protagonista se juntan por primera vez. La máquina de guerra francesa, caracterizada por soldados sin rostro ni matices y de una eficacia absoluta, sitúa a los fusilados en el centro de la escena. La reacción de las víctimas es diversa, llanto, miedo, coraje, arrojo…

El trauma de la guerra perdurará en Goya. Marcado como afrancesado y expulsado de la Corte, se dedicará a plasmar sus pensamientos y críticas en el arte hasta su muerte en el exilio: Los desastres de la guerra y Las pinturas negras.

Desastre de la guerra                 Saturno devorando a sus hijos

Sin embargo, la influencia de Los fusilamientos del tres de mayo la vemos en otros tiempos y espacios…

Edouard Manet     Masacre de Corea

En Manet y la crítica al colonialismo a mediados del siglo XIX con La ejecución del emperador Maximiliano o en Picasso, impresionado por las atrocidades de la guerra plasmado en Masacre de Corea, a mediados del XX.

Picasso, que en su juventud no se interesó por los acontecimientos políticos sino por la investigación pictórica, la Guerra Civil Española le marcará profundamente. Como consecuencia del impacto pintará la denuncia más descarnada de la miseria provocada por un conflicto bélico, el Guernica.

Pero para hablar del Guernica es mejor que lo haga Simon Schama en el capítulo dedicado a Picasso y a su obra cumbre en la serie documental The Power of Art.

THE POWER OF ART: PICASSO