SIN PAN Y SIN TRABAJO, de Ernesto de la Cárcova

1777
ERNESTO DE LA CÁRCOVA
Sin pan y sin trabajo, 1893
Óleo sobre tela
125 x 216 cm
Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires

Ernesto de la Cárcova (Buenos Aires, 1866-1927), entregado a la pintura desde muy corta edad, constituye una de las figuras que en la década de los ochenta, del siglo XIX, se afanó en introducir la corriente del impresionismo en Argentina, dada ad hoc la gran influencia que en él había ejercido el movimiento impresionista francés. Fue en Buenos Aires, en la Sociedad Estímulo de Bellas Artes, donde de la Cárcova inició sus estudios artísticos bajo las directrices del maestro italiano Francesco Romero, que, admirado por la práctica pictórica de su aprendiz, mucho tuvo que ver en la nueva dirección que tomaría la carrera del artista. Su destino fue Italia: en 1885, Ernesto de la Cárcova ingresó en la Real Academia Albertina de Turín y, tutelado por el pintor Giacomo Grosso, continuó sus estudios a la par que absorbía toda innovación y peculiaridad derivadas de la pintura europea, ello sin jamás permitirse vacilación alguna que fuese a resultar en que su amada Buenos Aires cayese en el olvido. Así es que tras unos fructíferos años en Turín y Roma regresó a su patria. De nuevo en su ciudad natal, de la Cárcova dedicó sus días a completar una obra que, iniciada en Roma, devendría en su pintura más conocida y en uno de los pilares de la historia del arte en Argentina: “Sin pan y sin trabajo”. Se trata de una obra naturalista que revela la veleidosa realidad del momento y que, por consiguiente, se presta a la denuncia de la crisis política y social que, por aquel entonces, oprimía tal que deletérea víbora la clase trabajadora argentina.

El cuadro, finalizado en 1893, si bien fruto de la objetividad propia del estilo naturalista, bebe también de las fuentes del impresionismo (corriente que tan significativa impronta había dejado en su autor) y de la necesidad de alzar la voz. A Buenos Aires había arribado una masa de inmigrantes europeos (españoles e italianos) que, amén de asentarse en la capital y sus alrededores, trajo consigo el vigor de una ideología imbricada con el movimiento obrero. La sonada “crisis del crecimiento” tuvo lugar en el año 1890, tres años antes de que Ernesto de la Cárcova hubiese concluido su obra; fue una de las peores crisis económicas que hasta el momento había sacudido el país e inmersos en semejante clima, demasiados fueron los obreros que perdieron su trabajo. La incertidumbre y el hambre “cayeron” pesados como el plomo.

Podemos observar una familia en la escena. Es una familia que carga con la losa del arbitrio de los poderosos, de la mala gestión de los que levantan la cabeza amparados en la detentación de un cargo importante. La indignación toma forma en la actitud del hombre; la incredulidad y el dolor visten a una madre que mucho duda de, en adelante, poder alimentar a su hijo; la miseria se cierne sobre ellos y fuera, el desalentador panorama se proyecta en desgracia para los inocentes. Desafortunadamente, una realidad similar es la que en la actualidad les ha tocado vivir a muchas personas que ni para comer tienen. A este respecto, una abultada cantidad de palabras, en procesión, podría servirme para describir la situación que acontece en nuestros días; sin embargo, me permito remitirles a una noticia de reciente actualización: sirva para evitarme mayor dolor, pues escribir representa en gran medida sentir lo que se escribe. Así, egoístamente quizás, me abstengo ahora y por ello… les pido disculpas, mis queridos/as lectores/as.

“En invierno pongo a los hijos a vivir a oscuras”

Solo queda decir que Ernesto de la Cárcova no continuó en la línea que había dibujado con tan admirable trabajo; su pintura posterior seguiría por otros derroteros, aunque nos deja, sin duda, una emblemática muestra de compromiso, valor y empatía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s