CONOCER NUESTRO PASADO PARA SEGUIR AVANZANDO

Que difícil es decir algo coherente después de la injustificable matanza del pasado miércoles en París.

He tenido dudas.  Mi primera idea era publicar con humor, provocar una sonrisa a aquéllos y aquéllas que leyeran la entrada. Y quizá es lo que debería hacer, siguiendo la estela de la publicación satírica francesa ahora asaltada. Una buena opción hubiera sido el cómic de Guy Delisle titulado Pyongyang, que tiene como tema la nada divertida Corea del Norte, y que desde aquí recomiendo.

Pyongyang

Sin embargo, el cuerpo me ha llevado a Oriente Medio, a esa zona en conflicto permanente desde hace más de medio siglo. Y me he trasladado al Líbano de los años 80, a la brutal guerra civil sufrida en dicho país y por su población musulmano-cristiana a partes iguales. (Quien quiera profundizar le recomiendo la película canadiense Incendies).

Y es que la animación y el cómic, como ya se ha mencionado en alguna entrada anterior, son géneros maduros y adultos, capaces de transmitir las realidades del mundo de una forma directa. En este caso he elegido la obra documental y autobiográfica de animación titulada Waltz with Bashir, dirigida y escrita por Ari Folman en 2008.  Transformada después en una maravillosa novela gráfica, la calidad extrema de los gráficos y de las imágenes te transportan directamente al Líbano en conflicto.

Waltz with Bashir

 La historia es autobiográfica y cuenta la participación del propio director israelí Ari Folman en la guerra civil libanesa. Cumpliendo con el servicio militar obligatorio, que en Israel es de 3 años para los hombres y 21 meses para las mujeres, fue enviado a Líbano para combatir a las milicias musulmanas.

No hay prórrogas que valgan, a los 18 años cumples con Israel y después continúas con tu vida, si puedes. Y esta es la historia, Folman había olvidado gran parte de los sucesos ocurridos alrededor del año 1982. Amnesia postraumática, podríamos llamarla, una enorme secuela dejada por su participación como soldado en el conflicto.

Tanque

  Soldados           Bombardeo

La historia transcurre en ese ir y venir del presente al pasado, rebuscando en lo más profundo de su memoria, para recordar lo sucedido en aquellos trágicos días. Habla con excompañeros de armas y viaja a diferentes escenarios que le van ayudando a rescatar los fragmentos olvidados de su pasado.

     Playa

  Foto         Bar

En la base de todo ello está la Masacre de Sabra y Chatila, protagonizada por las milicias cristiano-falangistas libanesas y apoyadas por el ejército israelí comandado por Ariel Sharon. El resultado fue que alrededor de 2000 personas, según la Cruz Roja la mayoría niños y ancianos, fueron asesinadas durante las 30 horas que dichas milicias inspeccionaron los campos de refugiados palestinos de Sabra y de Chatila, a las afueras de Beirut. La excusa fue la búsqueda de miembros de las milicias musulmanas libanesas que pocas horas antes habían atentado y asesinado al líder cristiano libanés. El consentimiento israelí rodeando los campos y permitiendo la matanza lo muestra Ari Folman en esta obra, Waltz with Bashir, absolutamente desgarradora.

Combatir la sinrazón es un deber.

 WALTZ WITH BASHIR

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s