Nuevos modelos artísticos contra la corrupción

Con motivo de las festividades navideñas, y más especialmente, con la llegada del 31 de enero, es habitual observar en televisión cómo muchas cadenas hacen sus propias interpretaciones del año y dejan que el humor se sirva de los aspectos políticos más preocupantes para hacernos llegar un nuevo concepto artístico: el sketch. Los hay de todo tipo, y aunque proliferan en épocas festivas, están presentes anualmente.

Este novedoso género audiovisual tiene cómo base fundamental el humor que les sirve de hilo conductor para hacer llegar a los espectadores la realidad social. Es una nueva forma de contar y manifestar indignación, pero quizás por su ligereza (la mofa) llega más fácilmente a las masas. ¿Quién no está abierto a la risa?

Los sketches pueden presentar una pequeña historia, aunque en este caso, yo he seleccionado tres obras musicales, ya que considero que son las acciones más demandadas por el público generalista, y la que llegan al público de un modo más directo.

En este primer vídeo, del Gran Wyoming, vemos una reconstrucción de la canción “Resistiré”. Se trata de una parodia realizada tras las elecciones en las que salió victorioso el Partido Popular. Es importante que tengamos en cuenta el momento exacto en el que se desarrolló este vídeo, sobre todo porque llama la atención el carácter “predictivo” de la actual situación que existe con el Gobierno popular. Además, debemos tener en cuenta que el sketch reproduce, en cierta forma, el mítico vídeo de Obama en el que se hacía referencia a un “Yes, We Can” que en ese momento ya estaba perdiendo fuerza entre la sociedad estadounidense. Por todo ello, la sátira todavía es mayor.

El siguiente vídeo, de La Hora de José Mota, también hace referencia a la clase política, pero en este caso pone en evidencia la pérdida de interés de la sociedad actual por un derecho fundamental de nuestra Constitución: el derecho al voto. Es evidente que muchas personas han perdido el interés por lo que sucede en las altas esferas políticas y cada vez son menos los que van a las urnas convencidos de que tener capacidad de decisión con su voto.

El último de los vídeos seleccionados pertenece al popular programa de la ETB, Vaya Semanita, y, aunque algo antiguo ya, hace referencia a uno de los episodios más sonados de la corrupción española: Marbella.

Es obvio que nuestros políticos atraviesas una crisis de valores y que, de algún modo, la sociedad se encarga de dejarles claro que no somos tontos y que nos estamos dando cuenta. Sin embargo, hay quién no reconoce el humor como una forma de lucha o activismo, ya que considera que se tratan aspectos de gran seriedad en forma de mofa. Este, desde luego, es un debate sonado. Y si bien la risa es siempre un mecanismo para llegar a la gente… tal vez sea cierto que de alguna manera se estén banalizando estos temas de interés social o que haya personas que lo puedan sentir de este modo.

En mi caso, considero que es una buena forma de canalizar las emociones porque, además, reírnos de las situaciones que vivimos, es el primer paso para llegar a la concienciación y, de ahí, al activismo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s