¿Conoces a Dayani Cristal?

Who is Dayani Cristal? muestra las dramáticas consecuencias de la política estadounidense contra la inmigración. La película cuenta la historia de un emigrante que aparece muerto en la parte más letal del desierto de Sonora, conocida como “el corredor de la muerte”. La única pista para descubrir su identidad es un tatuaje en su pecho con el texto “Dayani Cristal”. Dirigido por Marc Silver, el filme reconstruye la biografía de ese cadáver anónimo, mezclando material documental con la reconstrucción ficcionada del viaje por Gael García Bernal.

Cada verano, aparecen unos 200 cadáveres en el desierto de Sonora y los alrededores del condado de Pima, todos ellos de inmigrantes ilegales que intentaban acceder a EEUU por un pequeño hueco en la valla situada en la frontera con México. Resulta muy complicada la identificación de los cadáveres, puesto que en su condición de inmigrantes ilegales, éstos se esfuerzan en ocultar su identidad.

Durante la preproducción, el equipo creó una plataforma online abierta a la participación ciudadana sobre el tema de la inmigración: «Recibimos historias de resistencia de todas partes del mundo. […] Surgió un tema concreto y muy pertinente, que es la demonización de los inmigrantes en todas partes. Los migrantes que se ven obligados a serlo a causa del statu quo mundial, de las leyes que rigen la economía y el comercio, de la guerra y de muchas otras razones, incluido el cambio climático. Habíamos dado con una historia que era totalmente transversal; podíamos hablar de todas las cuestiones apremiantes del mundo centrándonos en la emigración nomás», cuenta Gael García Bernal, protagonista y uno de los productores del proyecto. Su pretensión es recordar al mundo que esas personas que deciden viajar al norte en busca de una vida mejor son seres humanos, y conseguir la empatía de los espectadores para romper los prejuicios que puedan tener sobre los inmigrantes, ya que en muchos casos se ven forzados a emigrar para intentar ayudar a sus familias.

De sobra conocidas son las políticas sobre inmigración llevadas a cabo por los Estados Unidos, centradas en la exclusión social, y que obvian las causas del problema para centrarse en la persecución de sus consecuencias. La migración debe entenderse como la adaptación forzosa a unas nuevas condiciones vitales, y las políticas internacionales deberían estar encaminadas a facilitar esta transición más que a impedirla. El hecho de que el gobierno estadounidense haya invertido billones de dólares en una valla, en lugar de destinar ese presupuesto a algo que beneficie a los ciudadanos, demuestra una vez más lo mal establecidas que tenemos las prioridades. Y este ejemplo se podría extrapolar a muchos más países, ni siquiera nos hace falta cruzar el charco.

Se trata de una campaña transmedia, en la que los hechos expuestos en la película documental se complementan con información contenida en un libro interactivo, un cd doble que contiene música y declaraciones acerca de fronteras e inmigración; y una página web que completa el acceso a estos contenidos con materiales adicionales, posibilidades de acción (donaciones a organizaciones humanitarias, apoyo a proyectos que defienden los derechos de los inmigrantes), una plataforma para denunciar desapariciones, y un espacio (una frontera virtual) para compartir reflexiones o historias sobre la inmigración a EEUU.

La producción transmedia del proyecto recayó en Lina Srivastava, activista que destaca la importancia de las estrategias narrativas y comunicativas a la hora de conseguir el cambio social. Entre los proyectos en los que ha participado encargándose de buscar el compromiso social, se encuentran también “The devil came on horseback” (sobre la crisis de Darfur), y el oscarizado “Born into brothels“, en el que proporcionaron cámaras a hijos de mujeres dedicadas a la prostitución en Calcuta para captar su visión del mundo.

La cultura es una herramienta esencial para transformar el sistema. El activismo transmedia se basa en la creación de impacto social mediante la narración descentralizada y la distribución a través de múltiples plataformas mediáticas para concienciar e influir en los ciudadanos. Se centra en la colaboración y la cocreación. Al no manejar grandes presupuestos para comunicación, la capacidad de involucrar al público se convierte en clave, y la posibilidad de cocreación representaría el grado máximo de esta participación ciudadana. Por ello en este tipo de proyectos suele existir un espacio habilitado para que los usuarios puedan aportar contenido, algo vital en la sociedad hipercomunicada actual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s