ARTE URBANO CONTRA LA CORRUPCIÓN DE LA VIVIENDA

Este verano, los edificios de Johannesburgo empezaron a llorar lágrimas de pintura rosa. Salían de ventanas rotas, resbalaban por las fachadas de edificios abandonados y caían sobre el asfalto.

arboleda1

Tras esta imagen hay una iniciativa comandada por el artista colombiano afincado en Nueva York Yazmany Arboleda. Su visita a Johannesburgo despertó en él malestar por el estado en que se encontraban los barrios de la ciudad, y gestó un proyecto artístico para denunciar esta situación de abandono. Treinta artistas recorrieron las calles de la urbe entre la 1 y las 5 de la madrugada “marcando” los edificios. Las acciones tuvieron lugar entre junio y agosto, despertando la curiosidad de los habitantes, que no se explicaban lo que estaba ocurriendo.

arboleda2

A finales de verano, Arboleda resolvió el misterio al asumir la autoría. En sus propias palabras: “Considerad edificios sin ventanas. Edificios sangrando y destripados. Considerad un sistema en el que edificios públicos y privados son descuidados bloque tras bloque a lo largo del corazón de una ciudad. Si la teoría de las ventanas rotas postula una política de tolerancia cero incluso hacia los más mínimos daños a la propiedad, ¿cómo pueden estructuras enteras ser abandonadas, dejadas de lado, sin efectos devastadores en aquellos que no pueden permitirse vivir en otros vecindarios?“.

La teoría de las ventanas rotas a la que se refiere Arboleda, fue enunciada en 1982 por los criminólogos Wilson y Kelling, y está basada en que el crimen es el resultado inevitable del desorden, ya que las conductas incívicas e inmorales se contagian fácilmente. Así, los índices de criminalidad suelen ser mayores en zonas donde el abandono, la falta de orden y la suciedad son mayores.

El derecho de todos los ciudadanos a una vivienda digna está recogido tanto en la Declaración de los Derechos Humanos como en las Constituciones de muchos países, entre ellos Sudáfrica. Sin embargo, la realidad de la ciudad es que gran parte de la población habita viviendas en malas condiciones, y nadie parece preocupado por atajar el problema. Así, el equipo de Arboleda decidió usar la pintura para visibilizar la injusticia social. Al resaltar las fachadas con el color rosa, se resalta también el hecho de que hay muchos edificios potencialmente habitables que están en ruinas pero que podrían ser arreglados para proporcionar lugares en los que vivir a los ciudadanos, pero en lugar de ello, el gobierno planea demolerlos para construir aparcamientos.

arboleda4

arboleda3

Con esta intervención artística se genera un debate entre los habitantes de Johannesburgo. La idea es que esas conversaciones funcionen como llamadas a la acción. “Del mismo modo que ocurre con parte del legado del apartheid, estos edificios pueden haber sido abandonados, pero siguen en pie. Ahora más que nunca tenemos la responsabilidad de ser conscientes del color, ya sea el blanco y negro de la raza, o el rosa de la injusticia social.

El arte siempre ha sido una buena forma de señalar los despilfarros y malas decisiones tomadas por los responsables gubernamentales, y la falta de coherencia en nuestras prioridades. Y eso justamente es lo que pone de manifiesto Arboleda en todos los proyectos que lleva a cabo con su estudio.

Arboleda5

Anuncios

One thought on “ARTE URBANO CONTRA LA CORRUPCIÓN DE LA VIVIENDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s