La histori(et)a de la crisis: Aleix Saló

En los últimos años, un joven autor, Aleix Saló, ha adquirido especial fama por tres historietas tituladas Españistán (2011), Simiocracia (2012) y Europesadilla (2013). Las tres han ido acompañadas de tres vídeos -en los que me centraré-, tres cortos que ha colgado en Internet, y que han atraído la atención de un gran número de personas. Es decir, Saló ha complementado un medio de difusión que podemos considerar tradicional –cómic, en formato impreso, aunque también disponible en libro electrónico- con uno moderno –Internet, y más concretamente Youtube-. Ha sabido sacar el máximo partido a ambos medios para llegar al público. Una crítica del siglo XXI, que ha sabido aprovechar los medios disponibles.

De su autor, Aleix Saló, destaca sobre todo su juventud (nació en 1983), lo que significa que ha vivido en primera persona la crisis y ha observado cómo ha golpeado a una de las generaciones mejor preparadas que, de la noche a la mañana, se ha visto privada de sus proyectos.

En cuanto al contexto, lamentablemente todos lo conocemos. Es la realidad que vivimos; no la realidad de hoy mismo, pero si la de nuestro ayer. Esos barros que han traído los actuales lodos.

Precisamente el objetivo principal de Saló en esos vídeos es mostrarnos tal y como fue esta especie de autopista hacia el infierno. Para ello no hace reflexiones trascendentales ni nada por estilo. Al contrario, se guía por una pregunta tan simple como efectiva: “cómo hemos llegado hasta aquí”, o, mejor dicho, “a estar así”. Pero en el camino no sólo explica. También critica. Y ciertamente podría decirse que en el trayecto, no deja títere con cabeza.

El trabajo de Saló es brillante por eficaz, por alcanzar sin complicaciones un objetivo complicado. Su medio, un dibujo simple pero potente a la vez, con el que deforma la realidad sin dejar de mostrarla tal y como fue. Su fin, explicar la crisis, criticando a la vez, en especial a los poderes, pero no sólo. También nos pone delante del espejo. Algo visible en el primero de los vídeos: Españistán, donde no sólo señala a los poderes políticos y económicos, sino a todos los componentes de la sociedad, sin olvidarse de la gente corriente. Aunque eso no le impide señalar a los poderes políticos y económicos, a los que critica de manera incisiva, especialmente en Simiocracia y Europesadilla. Desde los vampirus ibericus hasta ese principio de la “galletita-no galletita”, clientelismo puro y duro. La Banca, la Administración y las Inmobiliarias y su “triángulo pasional”. Saló reparte de forma inmisericorde a diestro y siniestro, y nunca mejor dicho.

Uno de los principales puntos fuertes de Saló es que lo explica de forma amena, simple, pero a la vez efectiva. Con un lenguaje corriente, común. Sin eufemismos. Incluso llega a recurrir a conceptos vulgares si es necesario (SDM y DPM), porque en ocasiones expresan más y mejor lo que quiere decir. Y porque puede que sea no sólo lo que pensamos ahora, sino que fuera lo que pensábamos entonces.

En fin, una análisis descarnado de cómo hemos llegado hasta aquí. No de una forma académica, pero sí certera, hecho no de forma frívola, sino concienzuda, y a la vez mordaz y crítica. Tal vez eso permita que más y más gente entienda mejor cómo hemos llegado a la situación actual, y sobre todo permita evitar que volvamos a caer en los mismos errores, o por lo menos a permitirlos. Esperemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s